Horoscopo Semanal

Compatibilidad de Leo con todos los signos

El zodiaco se compone de 12 signos y cada uno de ellos presenta una personalidad diferente y singular. Cuando conocemos a alguien es muy útil consultar acerca de su signo zodiacal ya que a través de ese dato podremos tener una noción bastante clara de sus gustos y la forma en la cual se vincula con los demás en todas las áreas de la vida.

En el día de hoy vamos a analizar al signo Leo en relación al resto de sus compañeros zodiacales. ¿Cuál es el grado de  compatibilidad del León con cada uno de los 11 signos restantes? Lo sabrás si nos acompañas en este artículo.

Cómo es Leo y cuáles son sus defectos y virtudes más destacables

Los nativos de Leo son personas de temperamento fuerte y dominante que tienen la tendencia de adoptar una postura de liderazgo en todos los ámbitos en los que se mueven. Son personas independientes, decididas y con una gran fortaleza para sobreponerse a los conflictos y progresar. Prefieren dar órdenes que recibirlas y así como son generosos, sociables y carismáticos, también tienen un costado altanero y algo soberbio a la hora de defender sus derechos y hacer valer frente a los demás sus puntos de vista.

No todas las personas comulgan con la forma de ser de Leo y su fuerte egocentrismo. Su planeta regente, el Sol, los lleva a buscar protagonismo permanentemente, y mientras ciertas personas se sienten a gusto con un rol secundario, otras lo combatirán en busca del primer puesto.

Para entender cómo se vincula Leo con diferentes personalidades es interesante analizar el tipo de relación que entablará con cada uno de los signos zodiacales.

Cómo se relaciona Leo con cada uno de los signos

Aries: Se trata de una combinación casi perfecta en la que ambos se complementarán estimulándose para el logro de sus objetivos individuales y se potenciarán uno al otro. Deben morigerar su ego y dejar el orgullo de lado ante las discusiones que surjan. Por lo demás, el éxito está casi garantizado.

Tauro: Si bien puede haber una fuerte atracción y encuentros apasionados, a largo plazo Tauro no se sentirá a gusto con la necesidad de protagonismo constante de Leo y este no tolerará los celos y la posesividad del Toro.

Géminis: Pueden generar una combinación interesante basada en el espíritu de aventura y la admiración recíproca en virtud de que ambos son sumamente inteligentes y capaces. Pero es necesario que Géminis se asiente y tome las relaciones en serio porque Leo no aceptará sus vaivenes.

Cáncer: Pueden formar una buena dupla en la que ambos se nutran del otro. Mientras que Cáncer puede brindar el cariño y devoción absoluta que tanto le gusta al León, este puede aportar al cangrejo esa seguridad y estímulo que suele faltarle.

Virgo: Se trata de una combinación poco prometedora en virtud de que Virgo es muy estructurado para el aventurero Leo y además poco demostrativo, lo que apagará al León. Virgo además ama criticar y corregir, cosa que Leo no soporta y lo hace sentir descalificado. Leo además e spuro ego y Virgo cultiva el perfil bajo. No riman.

Escorpio: No es la mejor combinación ya que ambos tienen personalidades muy dominantes. Escorpio es además muy celoso y posesivo y no tomará de buen grado la constante necesidad de resaltar y hacerse ver del león. En términos de intimidad se llevarán de maravillas porque ambos son intensos y fogosos pero para algo a largo plazo la combinación resultará más difícil de sostener en el tiempo.

Libra: Se trata de una combinación inmejorable en tanto ambos son románticos, inteligentes, amantes de los placeres y generosos. En la intimidad serán puro Fuego y fuera de la alcoba tendrán un compañerismo y entendimiento irrepetibles.

Capricornio: No es una buena combinación porque Capricornio es muy estructurado y poco afectuoso para el intenso Leo que no tardará en aburrirse de la rutina y la poca afición a la diversión de Capricornio. Leo además es sumamente optimista y el ánimo negativo y desconfiado de Capricornio acabará agobiándolo.

Sagitario: Tratándose de dos signos de Fuego la pasión está garantizada pero tendrán que ceder el mando de forma alternada para evitar explosiones ya que ambos son temperamentales. Es una buena combinación siempre que Leo sepa respetar la necesidad de libertad de Sagitario.

Acuario: Si bien sus personalidades son opuestas, lo cierto es que los opuestos se atraen. Si aprenden a respetar sus particularidades podrían formar una dupla interesante basada en la personalidad aventurera que comparten, la admiración mutua y la complementación. Leo será la fuerza de empuje y Acuario será la armonía y la brisa de libertad.

Piscis: No será una unión fácil si Piscis no domina su inseguridad y su exceso de demanda afectiva que acabarán por agobiar a Leo. Pero si procuran negociar y comprenderse podrían complementarse bien ya que Piscis aportará la devoción que tanto ama el León y este podrá ayudar al pez a fortalecerse y sentirse seguro de sí mismo.

X